La otra cara de la Unión Europea

Opinión

La directiva europea de 1993 obliga a los gobiernos a controlar las cláusulas abusivas

Ejecutivos de derechas e izquierdas han gobernado a merced de los bancos 

La reciente sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la UE que posibilita la paralización de un desahucio en caso de que se considere que las cláusulas reflejadas en las escrituras de la hipoteca son abusivas, da respaldo institucional a ése clamor social que existía y existe en nuestro país en contra de la actual ley hipotecaria, y sobre la cual el gobierno de ahora y el de antes han mantenido una actitud de desidia y dejadez.

La sentencia del Tribunal de Luxemburgo responde a una cuestión presentada por el juzgado mercantil de Barcelona, en la que un ciudadano denunciaba que  Catalunya Caixa había forzado su expulsión de la vivienda que ocupaba en enero de 2011 por impago de la hipoteca.grafico-desahucios

Según datos oficiales publicados por el Consejo Oficial del Poder Judicial desde Enero de 2012 hasta principios de 2013 se han cumplido 76.724 lanzamientos siendo  Cataluña, con 19.405 lanzamientos, y Madrid (11.006)  las comunidades autónomas más afectadas durante 2012, seguidas por Andalucía (10.438) y la Comunidad  Valenciana, con 10.013.

De nada le vale ahora cualquier tipo de modificación dentro del marco legal con respecto a la actual ley hipotecaria a esas personas y familias que han perdido su casa ya que no tiene carácter retroactivo, sin embargo, no es baladí el esfuerzo de Luxemburgo por intentar encauzar una situación, ya de por sí encorsetada en nuestro país,  recordando al gobierno de la nación la directiva europea de 1993 en la que se fijaba  que “corresponde a los Estados miembros velar por que no se incluyan cláusulas abusivas en los contratos” y que, en caso de duda, debería “prevalecer la interpretación más favorable al consumidor”, directiva que se ha incumplido de manera sistemática por parte de gobiernos de derechas y de izquierdas parapetados en el laissez faire, laissez passer de los bancos.

Europa, cual lechuza que cuida de sus mochuelos, ha mostrado su cara más paternalista y resolutiva, demostrando al ciudadano de a pie la necesidad de una organización que, aunque con grandes perspectivas de mejora, sabe responder con eficacia a la inoperancia de sus propios  gobiernos otrora simples naciones dentro del complejo sistema internacional.

Por eso,  esta decisión de la Gran Sala avecina  Bruselas  al sufrimiento de los

Henry David Thoreau

europeos, fieles contribuidores a la supervivencia del aparato burocrático, y presiona al ejecutivo de Mariano Rajoy  para que modifique una ley injusta a la que bien podría aplicarse el principio de desobediencia que ya en su día acuñó el filósofo y escritor estadounidense Henry David Thoreau.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s