Demasiada franqueza

Análisis

El paro alcanza ya los 6.202.700 desempleados
El ejecutivo de Mariano Rajoy no ve atisbos de mejora

Hace poco más de una semana el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, custodiado por el ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos, el ministro y catedrático de Hacienda Pública Cristobal Montoro  y, de una manera casi testimonial, la titular de trabajo Fátima Báñez se presentó frente a la opinión pública con la cara de circunstancia correspondiente.

Esa cara que se te queda o que se te tiene que quedar, cuando conoces de primerísima mano que los datos de desempleo arrojados por la última Encuesta de la Población Activa muestran que la cifra de ciudadanos que están dispuestos a trabajar y que no lo hacen porque no consiguen ningún puesto de trabajo ha alcanzado la sangrante cifra de 6.202.700 desempleados.mariano rajoy

Ya hace más de 200.000 desempleados que supero la sicológica barrera de los 6.000.000 pero eso no ha impedido que siguiera creciendo ¿Es que acaso las matemáticas entienden de sicología? Tras meses de luchados recortes, antiliberales subidas de impuestos y lloros a Bruselas nuestra tasa de paro supera ya el 27%, el mayor de toda la zona euro, situación que se agrava al ser complementada con un elocuente 57% de paro juvenil.

Sin embargo, tras conocerse los datos y ser presentados por el “ejecutivo de la mayoría absoluta” lo que más ha causado la expectación de los medios no han sido las cifras en sí sino la bajada de brazos de los líderes.

Rajoy en un ejercicio de honestidad, que horas después fue matizado, admitió que durante su mandato no iba a bajar el desempleo, que la situación económica española iba permanecer igual y que lo único que les quedaba a los dos millones de familias que tienen a todos sus miembros en paro era esperar a que él se equivocase (esto último lo obvió).

De hecho prometió que su legislatura terminaría con 700.000 personas más en situación de desempleo.

Llegados a este punto en que las cartas están sobre la mesa al actual Gobierno le quedan dos opciones: la primera sería abandonar sus actuales funciones y cedérselas a otro partido que tenga fuerzas para revertir la situación o al menos intentarlo, la segunda, maquillar esas negativas expectativas y asegurar que harán todo lo posible para que no se cumplan.

Como era de esperar han optado por la segunda, el tiempo dirá si lo han hecho para aferrarse al cargo dos años más o para luchar contra esos datos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s